esa otra que soy yoesa otra que soy yo

2/9/07

el cuerpo [ficciones]

Al principio ninguno se percató de su presencia, demasiado entretenidos como estaban en sus juegos. Consiguieron incluso despertar con sus chapoteos y risas al enorme alemán que dormía cada tarde su siesta en la terraza. Aletargado, abrió un ojo para ver de dónde procedían las risas y por qué de repente habían cesado. Los vio mirando con curiosidad algo en el fondo del agua que no consiguió distinguir. Bostezó, se removió en su hamaca y se dispuso a seguir con su sueño.
En la piscina, sobrepasado el susto inicial, una extraña mezcla de repulsión y curiosidad les obligaba a permanecer quietos, intentando enfocar a través del agua aquel cuerpo que yacía hinchado en el fondo. _Creí que los cuerpos flotaban_ comenzó a decir uno de ellos, a lo que otro aventuró, como si fuese un experto en la materia, que seguramente el cuerpo se había desplazado hasta el fondo de la piscina porque los pulmones se habían llenado de agua. _Lo más seguro es que haya sido un suicidio. Por amor_ concluyó tajante. Y todos rieron. _Ni que fueras del CSI_ le gritó uno de ellos a la vez que le salpicaba con agua, dando de nuevo comienzo a sus juegos y olvidándose, tan rápido como sólo los niños pueden hacerlo, del tema.
Fue el señor Tadeo, el conserje de la urbanización, quién a la mañana siguiente en su rutina de limpieza diaria, retiró el cuerpo hinchado, entre ramas y hojas secas, de la lagartija.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jeje, qué bueno el relato éste.... Cómo me suena, por qué será??
Jon

Anónimo dijo...

jeje!!creo que a mi tambien me suena...!!
Pero que bien escribe esta chica...!!!!

Besos,
Irma

asuntzi dijo...

No sé por qué os suena tanto, os puedo asegurar que cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia... :D

Ale, pues nada, a seguir siendo tan divertidos para darme más anecdotillas que convertir en relatos! :D