esa otra que soy yoesa otra que soy yo

9/1/09

mundos posibles [ficciones]

mundo unoSólo la niña lo vio. Intentó escabullirse de la mano de su madre para correr en su auxilio, pero le fue imposible. Mientras era arrastrada entre la gente camino al calor de su casa, vio como la luz de aquel pequeño ser se iba extinguiendo poco a poco, bajo los pies del torbellino de personas que caminaban con prisa por la Gran Vía, con la vista puesta en ese mundo paralelo y gris en el que viven los adultos... y en el que mueren las hadas.
mundo dos
La niña lo vio al instante. Su madre, al sentir el tirón de su brazo, se detuvo a ver qué ocurría. Dirigió la vista hacia donde apuntaba la mirada preocupada de la pequeña. Le costó, pero finalmente alcanzó a ver el tenue brillo entre los pies del torbellino de personas que caminaban con prisa por la Gran Vía. Niña y madre sólo tuvieron que mirarse un instante para comenzar a avanzar juntas hasta aquel pequeño ser, haciéndose paso entre la gente. Minutos después, el hada reposaba brillante en el hueco de las manos de la niña, camino al calor de su casa.

4 comentarios:

bebita dijo...

Por eso es importante no dejar se ser niños, incluso cuando ya somos padres. Qué bonito!
Besos!

Helena dijo...

Me encanta leerte... siempre curiosa y haciéndome pensar... Me parece que te tengo más cerquita cuando todos los días curioseo por aquí... Mil besos!!

esaotra dijo...

Efectivamente, Bebita. Gracias por tus palabras!

Y a ti Helenita, ¿qué te voy a decir? Qué cosas más bonitas me dices... Me sonrojo :) Un besazo enorme para ti también! Y otro para el Juanko!

alkerme dijo...

Ay! esos mundos paralelos, amiga...

Besos